“La música electrónica en Chile ha emprendido muchos vuelos, viajes y caminos recorridos por distintos protagonistas, que a lo largo de los años han sido testigos, tanto de su influencia en la escena local, los fans y la naturaleza “plur” que pudieron adquirir sus participantes a sus eventos o fiestas rave. Donde las influencias europeas (sobre todo de Alemania) fueron fundamentales para la fecundación de estos sonidos”.

Un interesante documental chileno lanzado hace ya varios años, describe desde distintas veredas, el avanzar de la escena electronica, recorriendo desde sus inicios a lo más actual, distintas opiniones y expresiones visuales acompañadas de una exquisita banda sonora (los trackslist van pasando en la pantalla) y la expresión de sus entrevistados de un ambiente distendido y relajado.

Algunas Impresiones


“Abordamos el principio de la música electrónica en Chile, con el exilio de estos artistas, su regreso, las primeras fiestas… Muestra el auge de un movimiento que partió en el underground , donde la gente iba por escuchar la música y no por moda”, explica el director Francisco Gómez, quien junto al productor Daniel Véliz, dio forma a la idea con la ayuda financiera del Consejo de la Cultura.

Destacados músicos chilenos, que hoy brillan en las mejores fiestas de Norteamérica y Europa, como Luciano y Ricardo Villalobos, son el centro del documental, que los retrata en diferentes partes del mundo. “Nos propusimos que el trabajo sea entretenido, musical, fácil de ver y que en él se aprecie el éxito que tienen estos artistas chilenos en el extranjero”, explica Gómez.

Porque de los logros de los DJ locales en el mundo, poco o nada de información llega a Chile. Sin ir más lejos, Luciano, célebre en Europa donde fundó su propio sello discográfico Cadenza, participó en febrero junto a Skrillex y Richie Hawtin en Sudáfrica del programa “Bridges for music”, y también ha colaborado musicalmente con Lenny Kravitz y, más recientemente, con el popular Pharrell Williams.

Jorge González, el ex líder del grupo Los Prisioneros, es otra de las figuras en que se centra el documental debido a su cercanía con la escena electrónica chilena en Europa, lo que le ha llevado a editar música propia de factura sintética y a trabajar junto a los chilenos Vicente Sanfuentes, Dinky y Pier Bucci.

fuente.