“No justificaron ni la caja chica”.

Un informe de la Contraloría General de la República reveló una serie de irregularidades en el municipio de Cartagena, precisamente en cómo se llevaron a cabo los trabajos dentro del equipo del Programa de Revitalización de Barrios e Infraestructura Patrimonial Emblemática (Prbipe).

Dichas faltas no fueron subsanadas a tiempo por la municipalidad, por lo que el ente contralor ordenó que se inicie un sumario administrativo para determinar la responsabilidad de los funcionarios involucrados.

Según el informe de Contraloría, la entidad comunal omitió fechas, no rindió cuentas de la caja chica para cubrir los desembolsos notariales dentro del equipo y no mostró expedientes con las documentaciones necesarias de acuerdo a lo exigido en el programa.

Alejandra Muñoz, administradora municipal y alcaldesa subrogante, señaló que están al tanto de la situación y que incluso ya tienen respuesta a cada una de las solicitudes de Contraloría, además admitió que se incurrió en irregularidades.

“Nosotros nos vamos a acoger o a responder a cada una de las conclusiones que establece la parte final del informe final, valga la redundancia, nosotros ya tenemos las respuestas a cada una de ellas, si bien pueden haber ahí algunos temas administrativos, los estamos subsanando”, aseguró Muñoz.

Además Contraloría ordenó regularizar la documentación del programa Prbipe, dar cuenta de los trabajos efectuados durante los periodos en los que se constató la insuficiencia de informes de actividades mensuales, efectuar la rendición faltante y también informar sobre las medidas que tomará la unidad jurídica frente a los sumarios.

fuente

Cabe señalar, que este programa está siendo financiado por el Banco Interamericano de Desarrollo.