Las civilizaciones que han existido en este planeta  han demostrado estar sujetas a profundas transformaciones a lo largo de su historia, desde un crecimiento saludable, hasta su decadencia y posterior desaparición, en nuestro caso, estamos pasando por un momento crucial:

¿Seremos capaces de salir adelante como especie inteligente? ¿Buscaremos nuestra autodestrucción? ¿El sueño de conquistar las estrellas se hará realidad?.

Mucho de esto por ahora solamente está sujeto a opiniones subjetivas -salvo el real hecho de que nuestro planeta está profundamente dañado por nuestro maltrato, hecho que nos pone más lejos de la salvación- sumado a lo anterior, la trama al respecto se pone más interesante al integrar el factor extraterrestre, es ahí donde me quiero detener y llevarlos concretamente a nuestra nota: ¿Existe vida inteligente en el Universo? 


Nikolái Kardashov

Nikolai Kardashov, un astrofísico ruso que nació en 1932 y falleció en 2019, propuso un método para medir la escala evolutiva universal a través de la tecnología que cualquier civilización pudiese manejar o controlar. ¿Que quiere decir esto?

Si una civilización (cualquiera que existiese en el infinito Universo) a más evolucionada se encuentre su tecnología, más nivel evolutivo como especie debería estar, con respecto a nosotros, por ejemplo, ya que para conseguir esto, se deben superar factores de tipo sociales y culturales para conseguirlo.

Se ha demostrado, que los grupos organizados de individuos, consiguen más resultados a la hora de lograr objetivos, en el caso nuestro, un planeta Tierra completamente cohesionado, sería capaz de lograr hechos tan increíbles como de construir una Esfera Dyson y comenzar a colonizar la galaxia.

Cohete Space X

Niveles de evolución tecnológica según Escala Kardashov

Antes de comentarles, que és una Esfera Dyson, debemos saber cuales son las categorias que la Escala de Kardashov posee. Esto se basa en la medición el avance tecnológico de una civilización en función de la cantidad de energía que pueden usar, y planteamos siete categorías a tal fin. Los tipos I, II, III hasta llegar al VII. Una civilización de tipo I usaría todos los recursos disponibles en su planeta natal, una de tipo II sería capaz de usar toda la energía que emite su estrella, y una de tipo III toda la energía de su galaxia. Pero primero debemos hablar de nuestro nivel, el nivel cero.

Estación Espacial Internacional

Civilización Tipo 0

Una civilización tipo 0, únicamente aprovecha la energía y materias primas que extrae de materia orgánica y recursos naturales tales como, la madera, el carbón o el petróleo.

Como ya mencioné, aquí es donde clasificamos los seres humanos actualmente, somos un tipo de civilización 0,73 -según Carl Sagan-, y nos tomó más de 200 mil años desde que oficialmente nos convertimos en Homo Sapiens, llegar a este punto.

En 2012, el total de consumo mundial de energía era 553 exajoules ( 553 × 10 18  J = 153.611 TWh), equivalente a un consumo medio de energía de 17,54 TW (o 0,7244 en la escala de Kardashev de Sagan).

Se han propuesto varias formas en las que esto podría ser posible pero la más popular de todas es la Esfera de Dyson, que es precisamente una construcción enorme destinadas a aprovechar por completo la energía de una estrella.

En lo que está actualmente atrasada nuestra civilización es el factor cooperativo y social, actualmente los países o más bien, las principales potencias existentes en el planeta luchan entre sí por conseguir o mantener la supremacía, esto dificulta la cohesion como especie ya que la desconfianza y los sentimientos nacionalistas son más fuertes, la pandemia del COVID-19 dió muestra de esto.

Civilización Tipo I

Este tipo de civilizaciones tiene la capacidad de aprovechar la energía total de su planeta hogar, ya sean las fuerzas eólicas, marítimas, luz solar o cualquier otro tipo de energía que pueda ser extraída del Planeta.

Esto supondría que además tendría control total sobre el clima, erupciones volcánicas o terremotos e incluso la capacidad de influir sobre la flora y fauna mundial además de las formaciones geológicas.

Al haber conseguido estos niveles evolutivos, se habría conseguido una total equidad y respeto por el entorno global, como es la ecología, la justicia y el valor humano. La cooperación a este nivel es tal que el planeta trabaja pensando en un solo bien común, las rivalidades entre las superpotencias sería cosa del pasado.

Este tipo de avances puede parecer increíble, pero según nuestra experiencia como humanos, la tecnología avanza a un nivel vertiginoso y cada vez más acelerado.

Actualmente estamos constantemente informados de los avances militares que distintos actores globales desarrollan y del riesgo que supone esto para la seguridad del planeta.

Tan solo piensa cuánto a avanzado la tecnología en los últimos 60 años -queramos o no es hacia este tipo de civilización a donde posiblemente nos dirigimos y quizá lo alcancemos en 100 o 200 años, según Carl Sagan. Siempre y cuando la humanidad evolucione internamente, dejando de lado las diferencias.

Por increíble que parezcan estas proezas,  son primitivas en comparación con las capacidades que alcanzan los siguientes tipos de civilización. 

esfera de dyson

Civilización Tipo II y La Esfera de Dyson

Un tipo de civilización II, tiene la capacidad de aprovechar la energía total de su estrella madre (no solo el transformar la luz estelar en energía), esto supone un nivel tecnológico que permita la realización de construcciones de gran escala y perfectamente eficientes. Una de esas construcciones a escala astronómica más conocidas es la Esfera de Dyson.

Esta construcción nació de la mano de Freeman Dyson en 1960, este astrofísico propuso esta hipotética megaestructura en la revista Science, llamado “Search for artificial stellar sources of infra-red radiation” (“Búsqueda de fuentes estelares artificiales de radiación infrarroja”).

El estudio habla de que civilizaciones extraterretres más evolucionadas que nosotros utilizarian este tipo de infrestructuras para lograr enormes saltos entre distintos sistemas y así ir viajando por toda la galaxia. De hecho, actualmente los cientificos revisan las estrellas en búsqueda de vida inteligente capaz de construir estas obras, bajo la supervisión del propio Freeman.

La superficie interior de una esfera de Dyson del diámetro de la órbita de terrestre tendría una superficie 554 millones de veces mayor que la Tierra, así que sería un buen lugar al que recurrir si en el futuro tuviéramos problemas al momento de buscar donde vivir en el espacio. El requisito para esto es que el interior de la esfera tendría que cumplir dos requisitos básicos para ser habitable: tener una temperatura decente y gravedad que mantenga los cuerpos de sus habitantes pegados al suelo.

Existen disntintos modelos de construcción: esfera, burbuja o ejambre.

Esfera: Una megaextructura que recubriera a una orbita considerable de eficiencia alrededor del Sol, actualmente no existe material que pudiese resistir la enorme carga de trabajo que esto supone, así que se han ido implementando soluciones para que la extructura sea considerablemente estable, una de ellas es colocar una serie de vehículos muy masivos que dieran vueltas alrededor del interior de la esfera, de manera que podrían transferir su fuerza centrífuga a la estructura en dirección contraria a la gravedad de la estrella, evitando hasta cierto punto su compresión

Burbuja de Dyson

Burbuja: Una opción más realista según los expertos, una civilización podría optar por construir una esfera con una pared muy fina, similar a una burbuja, que se mantuviera hinchada por la propia presión de radiación de la estrella.

los colectores solares se mantendrían a una posición estática con respecto al astro principal por medio de la presión de la luz solar. En este tipo de esfera de Dyson, los colectores solares serían el equivalente de velas solares, pero en las cuales, la presión lumínica sirve para contrarrestar la gravedad de la estrella, y para mantener el colector en una misma posición.

Este tipo de construcción requiere mucha menos masa para su realización, debido a que los colectores deben tener una baja relación entre masa y el área, para ser efectivos como velas solares.

Enjambre de Dyson

Enjambre: Es una enorme nube de pequeñas estaciones recolectoras que capturaran la energía y con ella enviarla a donde se necesitara en otras partes del sistema solar mediante rayos láser.

El único tipo de esfera de Dyson físicamente posible, y que se acerca a la idea que tenía el propio Freeman Dyson, podría efectuarse por medio de una multitud de cuerpos en órbita de la estrella, cuerpos que pueden ser el equivalente de los colectores solares o hábitat espaciales contemporáneos, aunque a escala mucho mayor, y que al tener suficiente densidad podría cubrir efectivamente la totalidad de la luz de dicha estrella.

Se ha demostrado que el enjambre de Dyson es estable, pues cada porción es físicamente independiente y está en órbita del astro principal, y los materiales necesarios para construirlo (salvo su increíble cantidad) no tienen características de unobtainium.

Características de esta civilización

Desde la civilización II en adelante, nos encontramos con proezas y tendencias de vida más sacadas de un cuento de ciencia ficción, pero que en realidad suponen concretos patrones de conducta de los posibles extraterrestres que pueden existir.

Su capacidad de control sería tal, que estas civilizaciones tendrían supremacía sobre las órbitas de los demás planetas del sistema estelar, asteroides y cometas, en conclusión un dominio total sobre el sistema solar si fuese nuestro caso.

Esto sería muy útil, ya que si por ejemplo los humanos viviéramos el tiempo suficiente para alcanzar este nivel de avance y un objeto del tamaño de la Luna entrara en nuestro sistema solar con dirección hacia nuestro pequeño planeta azul, podríamos destruirlo o incluso mover nuestro planeta fuera de su alcance o quizá mover por ejemplo a júpiter u otro planeta para que colisione contra este. Lograríamos así un control sobre nuestra propia extinción.

Civilización tipo IIII ejemplo

 

Civilización Tipo III

Aquí nos aventuramos en un territorio digno de la fantasía de cualquier obra cyberpunk, ya que estamos hablando de una civilización galáctica, es decir, con la capacidad de aprovechar la energía total de una galaxia.

Una civilización tipo III se extendería a lo largo y ancho de toda la galaxia, llegando a colonizarla y controlando numerosos sistemas estelares. Estaría en la capacidad de aprovechar, almacenar y utilizar la energía expulsada por todas las estrellas pertenecientes a esa galaxia.

Utilizarían los planetas como si se tratara de bloques de construcción, con la capacidad de moverlos de un sistema solar a otro, fusionar sistemas solares, fusionar estrellas, absorber supernovas e incluso el poder para crear estrellas. También nos podriamos encontrar con una intervención mucho menos agresiva del entorno, donde estos seres puedan respetar el ecosistema de los planetas adquiridos y tomar su energía de manera sustentable, sin poner en pelígro la seguridad de sus habitantes, animales, flora y de sus recursos naturales.

La cohesión en esta civilización es tal, que todos sus individuos trabajan bajo una super inteligencia colectiva o gran mente que busque siempre el bien común, donde no existirían diferencias de ningún tipo, donde la confianza y la sabiduría para controlar tal poder, serían esenciales para la existencia de estas posibles galácticas sociedades.

Además, los individuos de una civilización de estas características serian considerados por nosotros como una raza superior. En términos humanos cientos de miles de años de evolución tanto biológica como tecnológica, puede provocar que estos seres sean muy diferentes de la raza humana tal y como la conocemos.

cyborgs

Cyborgs y Robots como especies autónomas y gobernantes de Galaxias

 

Si bien en las civilizaciones del tipo II o hasta del tipo I podríamos encontrarnos con robots, androides o cyborgs; tanto los robots como los cyborgs, estarían bajo control de los humanos o androides, al menos en el parametro de las 3 leyes de la robótica o bajo una programación de su codigo para ser herramientas de trabajo. En este momento, el control por la energía sería vital, no podría exisitir algún tipo de corrupción en la sociedad, a no ser que se pudiera producir un conflico entre ambos bandos, ya que una vez que la robotica pueda lograr su emancipación de la humanidad, en su logica existiría completamente la supervivencia y si tuviera que ir a la guerra por ello, lo haría sin dudar. Quizás existan en este momento guerras galácticas entre especies de este nivel evolutivo, pero, existen dudas al respecto. Algunos piensan que estas especies de civilizaciones, como cyborgs o robots del tipo III, serían imposible de existir, ya que habrían sido destruidas cuando su civilización madre tipo II se hubiera extinguido, por no alcanzar los altos niveles de energía tanto física como espititual requeridos para dominar el cosmos.

Una civilización tipo III habría desarrollado colonias robóticas capaces de auto replicarse, de esta forma, las limitaciones de distancias y velocidad para viajar y colonizar la galaxia no existirían. Un robot podría viajar a un planeta cercano, y utilizar sus recursos para duplicarse, así, su doble viajaría de ese a otro planeta repitiendo el proceso, mientras el robot que queda empieza a desarrollar una Esfera de Dyson alrededor de la estrella del sistema estelar de este planeta para aprovechar su energía, esto se repetiría una y otra vez hasta abarcar así toda la galaxia.

 

nivel iv

Civilización Tipo IV

Kardashov señalaba que hablar de una civilización tipo IV era “demasiado avanzado”, en algún momento llegaremos al limite de lo posible (?). Por lo que la escala originalmente solo cuenta con los tres niveles antes explicados (el tipo 0 tampoco estaba incluido en primera instancia).

Con esta civilización entramos en un terreno que ya es difícil de imaginar para cualquiera, una civilización tipo IV sería capaz de aprovechar la energía de todo el universo, algo realmente surrealista y más cercano a un superheroe, podrían atravesar la expansión acelerada del espacio, y así viajar a cualquier rincón del cosmos, aprovechando así la energía de cada galaxia.

Sería una civilización tan avanzada que podría incluso manipular el espacio-tiempo, convirtiéndola en una civilización claramente indestructible y utópica de todo punto de vista.

Esto habría sido posible al profundo comprendimiento del todo alcanzado por miles de millones de años de sabiduría y crecimiento de sus antepasados, una tarea realmente titánica.

El uso de la materia oscura, también sería posible para este nivel de civilización.

nivel v de evolución

Civilización Tipo V

La imaginación no conoce límites y aún podemos ir más allá, hablamos de conceptos como multiverso, esta civilización sería capaz de aprovechar la energía de múltiples universos.

Acá la metafísica entra con todo, para comprender esto debes dejar de lado tu sentido común y cualquier tipo de limitación.

No hay duda de que este concepto es producto de la creciente popularidad de la teoría de cuerdas, la civilización tipo V puede avanzar sin estar limitada, incluso, aunque suene irónico, por lo basto de su universo.

Estarían en la capacidad de abarcar innumerables universos paralelos y manipular la estructura misma de la realidad. Si no lo comprendes con claridad, no te preocupes, muchos podrían encontrarse en la misma situación, no hay de qué preocuparse.

Civilización tipo vi

Civilización Tipo VI

 

Así es, una civilización tipo Vl, sería mucho más abstracta e incomprensible que la anterior, esta civilización existe fuera del tiempo y del espacio, tiene la capacidad de crear universos y multiversos fácilmente y destruirlos igual de rápido si quisiera. Es muy similar al concepto de una deidad.

Estos seres habrían alcanzado un nivel casi divino, omnipotente y omnipresente, es difícil imaginar como podrían existir estos individuos, y como serían sus historias; su perfección y naturaleza indestructible no darían cabida ninguna clase de conflicto.

Sin duda, los seres humanos estamos ni remotamente cercanos de alcanzar algo similar a esto, pero nada dice que no sea posible, debemos empezar por ocuparnos de nuestro planeta, la Tierra. Para ello, debemos preservar nuestros recursos, acabar las guerras, superar las diferencias tanto étnicas como sociales, buscar el bien común por sobre el materialismo y la avaricia de poder y continuar apoyando los avances y descubrimientos científicos.