Durante la noche de este viernes, los indignados por la muerte del afroamericano George Floyd a manos de un policía blanco, que le presionó en el cuello con la rodilla durante la detención ignorando sus quejas de que no podía respirar, dañaron en Atlanta varios vehículos policiales, prendieron fuego a una patrulla, asediaron la sede de la CNN bloqueando la entrada, rompiendo vidrios y vandalizando el enorme logotipo del medio, y causaron destrozos en otras propiedades.

El gobernador del estado de Georgia, Brian Kemp, ha decretado el estado de emergencia en el territorio del condado de Fulton para autorizar el despliegue de 500 miembros de la Guardia Nacional del estado ante las violentas protestas que se han desarrollado en la ciudad de Atlanta. Kemp tomó la decisión a petición de la alcaldesa de Atlanta, Keisha Bottoms, y tras consultas con los responsables de la seguridad pública y preparación para emergencias.

Las tropas serán desplegadas “de inmediato” para asistir a las fuerzas del orden público “que están trabajando sin parar para contener las actividades ilegales y restaurar la paz”, escribió el gobernador en su cuenta de

La alcaldesa, que también es afroamericana, condenó los actos de violencia. “Cuando queman esta ciudad, están quemando nuestra comunidad”, declaró Bottoms en una rueda de prensa. “Están deshonrando nuestra ciudad, están deshonrando la vida de George Floyd y la vida de cada otra persona asesinada en este país. Somos mejores que esto”, agregó.

Fuente

A continiación, algunos registros que se han viralizado de lo ocurrido en Atlanta, para dimensionar el descontento y la molestia de los ciudadanos ante estas graves conductas violentas, de manos de policias, que solamente dañan la convivencia entre las personas.