Alrededor de unas 2 mil personas se concentraron este domingo en la plaza Rabin de Tel Aviv para denunciar el bloqueo político que sufre Israel desde hace meses. Los asistentes participaron de forma ordenada y muy disciplinada, alineados para respetar la distancia mínima y evitar contagios por Covid-19. Es un ejemplo de cómo pueden ser las manifestaciones en la era del distanciamiento social por el Covid-19.

Con una cifras de afectados moderadas comparadas con buena parte del mundo (171 fallecidos y poco más de 13.000 infectados), Israel ya da por superada la peor fase de la pandemia y ya ha empezado una escalonada vuelta a la normalidad

La de este domingo fue una nueva convocatoria de ‘Bandera negra’, como se conocen en Israel, y de nuevo la corrupción, el sistema político vigente y el primer ministro Benjamin Netanyahu como personificación de todo ello han estado en el centro de las denuncias.

 

Declaraciones

 

El líder del partido político Yesh Atid Telem, Yair Lapid, se dirige en un mitin contra el primer ministro Benjamin Netanyahu en la Plaza Rabin, Tel Aviv, en la oportunidad acusó a Netanyahu de destruir la democracia en Israel con el apoyo de Benny Gantz, antiguo aliado electoral de Lapid. “Se pelean por entrar en el Gobierno. Se cuentan películas. Se dicen ‘lucharemos desde dentro’. No vayas a luchar desde dentro. No se combate la corrupción desde dentro. Si estás dentro, eres parte de ella”, reprochó.

“Una persona imputada no puede nombrar al jefe de la Policía, al fiscal del Estado, al abogado general, a los jueces que juzgarán su caso. Esa es la lista de demandas de Netanyahu. Quienes acceden ante esas demandas no son oposición, sino decoración”, ha declarado, según recogió el periódico ‘Times of Israel’. Netanyahu está acusado de soborno, fraude y ruptura de confianza en tres casos diferentes.

Para Lapid “así es como mueren las democracias en el siglo XXI”. “No son derrocadas por tanques que entran en el parlamento. Mueren desde dentro. Hace cinco años Turquía era una democracia activa. Hace cuatro años Hungría era aún una democracia. Han muerto desde dentro porque gente buena ha guardado silencio y gente débil se ha rendido”, argumentó.

 

Mientras la unidad habla de formar un gobierno encabezado primero por Netanyahu y luego Gantz, Lapid se burló de esta idea.

“El gobierno que se está formando no es un gobierno de emergencia o un gobierno de unidad nacional. Es el quinto gobierno de Netanyahu. En las negociaciones, ni siquiera hablaron sobre el coronavirus. No hablaron de la economía. Hablaron de ellos mismos. Sobre sus trabajos. Quienes separaron a Blue and White y nos defraudaron se sentarán debajo de un hombre acusado de fraude. Aquellos que violaron nuestra confianza, se sentarán bajo un hombre acusado por abuso de confianza. Aquellos que fueron sobornados con trabajos y ventajas, se sentarán debajo de un hombre acusado de soborno ”.

Netanyahu enfrenta cargos de soborno, fraude e incumplimiento de confianza en tres casos. Su juicio debía haber comenzado el 17 de marzo, pero la mayoría de los tribunales se cerraron con el estallido de la pandemia, y ahora se ha pospuesto a mayo, como muy pronto. Netanyahu niega los cargos y afirma que es víctima de un intento de golpe político, que involucra a la oposición, los medios de comunicación, la policía y la fiscalía estatal.

La manifestación destacó a nivel mundial por su disciplinada organización y planificada eficacia para conseguir su objetivo, aún así, ubieron detenidos por la policía.