Cada día avanzan más las sorpresas entorno al Coronavirus y sus verdaderos origenes, que llevarían por la borda, la versión del murcielago y todo aquello que acompaña a lo que sabemos de esto al respecto.

Y no por ello el portavoz de la Cancillería de China, Lijian Zhao, pide explicaciones a Estados Unidos, de lo que señala que fue una revelación hecha sin querer, en una reunión llevada a cabo en el Comité Sanitario del Congreso de Estados Unidos.

 

.

Informes de Japón, China y Taiwán mencionan a EE.UU como el origen del virus

Pero más allá de lo que menciona en el tweet el Canciller Chino, han aparecido a la luz varios informes difundidos fuertemente en Asia, pero de los cuales en Occidente los medios los han mencionado poco o nada, manteniendo esta información en un cierto “anonimato” pero la magia de la Internet hace que estas informaciones puedan ser igualmente difundidas.

Investigadores chinos concluyen que el virus se originó fuera de China

Después de recolectar muestras del genoma en China, los investigadores médicos primero demostraron de manera concluyente que el virus no se originó en el mercado de mariscos, sino que tenía múltiples fuentes no identificadas, después de lo cual estuvo expuesto al mercado de mariscos desde donde se propagó a todas partes.

Según el Global Times:

Un nuevo estudio realizado por investigadores chinos indica que el nuevo coronavirus puede haber comenzado la transmisión de persona a persona a fines de noviembre desde un lugar que no sea el mercado de mariscos Huanan en Wuhan.

El estudio publicado en ChinaXiv, un repositorio abierto chino para investigadores científicos, revela que el nuevo coronavirus se introdujo en el mercado de mariscos desde otra ubicación y luego se extendió rápidamente desde el mercado debido a la gran cantidad de contactos cercanos. Los hallazgos fueron el resultado de análisis de los datos del genoma, las fuentes de infección y la ruta de propagación de las variaciones del nuevo coronavirus recolectado en toda China.

El estudio cree que el paciente cero transmitió el virus a los trabajadores o vendedores en el mercado de mariscos de Huanan, el mercado abarrotado facilitó fácilmente la transmisión del virus a los compradores, lo que causó una propagación más amplia a principios de diciembre de 2019. (Global Times, febrero 22, 2020, énfasis agregado (2)

Las autoridades médicas chinas, y las “agencias de inteligencia”, realizaron una búsqueda rápida y amplia del origen del virus, recolectando cerca de 100 muestras del genoma de 12 países diferentes en 4 continentes, identificando todas las variedades y mutaciones. Durante esta investigación, determinaron que el brote del virus había comenzado mucho antes, probablemente en noviembre, poco después de los Juegos Militares de Wuhan.

Luego llegaron a las mismas conclusiones independientes que los investigadores japoneses: que el virus no comenzó en China sino que se introdujo allí desde el exterior.

El principal especialista respiratorio de China, Zhong Nanshan, dijo el 27 de enero

“Aunque el COVID-19 se descubrió por primera vez en China, no significa que se originó en China”

“Pero eso es chino porque” se originó en otro lugar, en otro país “.

Por supuesto, esto plantea preguntas sobre la ubicación real de origen. Si las autoridades siguieron su análisis a través de 100 muestras de genoma de 12 países, deben haber tenido una razón convincente para buscar la fuente original fuera de China. Esto explicaría por qué había tanta dificultad en localizar e identificar a un ‘paciente cero’.

Medios de comunicación de Japón: el coronavirus puede haberse originado en los EE. UU.

En febrero de 2020, el informe de noticias japonés de Asahi (prensa escrita y televisión) afirmó que el coronavirus se originó en los EE. UU., No en China , y que algunas (o muchas) de las 14,000 muertes estadounidenses atribuidas a la influenza pueden haber sido el resultado del coronavirus. 

 Un informe de una estación de televisión japonesa, revela la sospecha de que algunos de esos estadounidenses fallecidos en agosto del año pasado,  pueden haber contraído el coronavirus de forma desconocida se ha vuelto viral en las redes sociales chinas, avivando los temores y las especulaciones en China de que el nuevo coronavirus podría haberse originado en los Estados Unidos.

El informe, de TV Asahi Corporation de Japón, sugirió que el gobierno de EE. UU. Puede no haber comprendido cuán desenfrenado se ha propagado el virus en suelo estadounidense. Sin embargo, no se sabe si los estadounidenses que ya murieron a causa de la gripe habían contraído el coronavirus, según informó TV Asahi. ( People’s Daily , inglés, 23 de febrero de 2020, énfasis agregado)

El 14 de febrero, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU. Dijeron que comenzarán a evaluar a las personas con enfermedad similar a la influenza para detectar el nuevo coronavirus en los laboratorios de salud pública de Los Ángeles, San Francisco, Seattle, Chicago y Nueva York.

La red de TV Asahi presentó documentación científica para sus afirmaciones, planteando la cuestión de que nadie sabría la causa de la muerte porque EE. UU. No realizó la prueba o no dio a conocer los resultados. Japón evitó las preguntas de natural versus artificial y accidental versus deliberado, simplemente afirmando que el brote de virus pudo haber ocurrido primero en los Estados Unidos. Internet occidental parece haber sido borrado de esta información, pero los medios chinos aún la mencionan.

Estas afirmaciones despertaron un nido de avispas no solo en Japón sino también en China, convirtiéndose inmediatamente en viral en las redes sociales chinas, especialmente desde que se celebraron los Juegos Mundiales Militares en Wuhan en octubre, y ya se había discutido ampliamente que el virus podría haberse transmitido en ese momento, de una fuente extranjera.

“Quizás los delegados de los Estados Unidos llevaron el coronavirus a Wuhan, y se produjo una mutación en el virus, lo que lo hizo más mortal y contagioso, y causó un brote generalizado este año”. ( People’s Daily , 23 de febrero de 2020)

Shen Yi, profesor de relaciones internacionales en la Universidad Fudan de Shanghái, declaró que los virólogos globales “incluidas las agencias de inteligencia” estaban rastreando el origen del virus. También de interés, el gobierno chino no cerró la puerta a esto. El informe de noticias declaró:

“Se alienta a los internautas a participar activamente en las discusiones, pero preferiblemente de manera racional”.

En China, eso es significativo. Si los informes fueran una mentira, el gobierno lo declararía claramente y le diría a la gente que no difunda rumores falsos (Que és lo que tampoco nosotros deseamos hacer).

Virólogo de Taiwán sugiere el coronavirus fue originado en los EE.UU.

En Taiwán se lanzó un programa de noticias de televisión el 27 de febrero (haga clic aquí para acceder al video (está en chino) , que presentó diagramas y diagramas de flujo que sugieren que el coronavirus se originó en los EE. UU.

A continuación se muestra una traducción aproximada, un resumen y un análisis del contenido seleccionado de ese noticiero. (ver mapa que dejo abajo)

El hombre en el video es un destacado virólogo y farmacólogo que realizó una búsqueda larga y detallada de la fuente del virus. Pasa la primera parte del video explicando los diversos haplotipos del coronavirus (variedades, si lo deseas entender mejor), y explica cómo se relacionan entre sí, cómo uno debe haber llegado antes que otro y cómo un tipo deriva de otro. Explica que esto es simplemente ciencia elemental y nada que ver con cuestiones geopolíticas, y describe cómo, al igual que con los números en orden, 3 siempre debe seguir a 2.

Uno de sus puntos principales es que el tipo de virus que infecta a Taiwán existe solo en Australia y los EE.UU. Y, dado que Taiwán no fue infectado por australianos, la infección en Taiwán podría haber venido solo de los EE.UU.

La lógica básica es que la ubicación geográfica con la mayor diversidad de cepas de virus debe ser la fuente original porque una sola cepa no puede emerger de la nada. Él demostró que solo los EE.UU. Tienen las cinco cepas conocidas del virus (mientras que Wuhan y la mayoría de China tienen solo una, al igual que Taiwán y Corea del Sur, Tailandia y Vietnam, Singapur e Inglaterra, Bélgica y Alemania), lo que constituye una tesis que los haplotipos en otras naciones pueden haberse originado en los Estados Unidos.

Corea y Taiwán tienen un haplotipo diferente del virus que China, quizás más infeccioso pero mucho menos mortal, lo que representaría una tasa de mortalidad de solo 1/3 de la de China.

Ni Irán ni Italia se incluyeron en las pruebas anteriores, pero ambos países han descifrado el genoma localmente prevalente y los han declarado de variedades diferentes a las de China, lo que significa que no se originaron en China, sino que necesariamente se introdujeron de otra fuente. Vale la pena señalar que la variedad en Italia tiene aproximadamente la misma tasa de mortalidad que la de China, tres veces más grande que otras naciones, mientras que el haplotipo en Irán parece ser el más mortal con una tasa de mortalidad de entre 10% y 25% respectivamente.

Debido a la enorme cantidad de cobertura de los medios de comunicación occidentales centrada en China, gran parte del mundo cree que el coronavirus se propagó a todas las demás naciones desde China, pero ahora parece que se ha demostrado que está equivocado. Con alrededor de 50 naciones dispersas en todo el mundo que han identificado al menos un caso al momento de escribir, sería muy interesante examinar muestras de virus de cada una de esas naciones para determinar su ubicación de origen y las fuentes y patrones de propagación en todo el mundo.

El virólogo afirmó además que los EE.UU. Recientemente han tenido más de 200 casos de “fibrosis pulmonar” que causaron la muerte debido a la incapacidad de los pacientes para respirar, pero cuyas afecciones y síntomas no pudieron explicarse por la fibrosis pulmonar. Dijo que escribió artículos informando a las autoridades de salud de Estados Unidos que consideraran seriamente esas muertes como resultado del coronavirus, pero respondieron culpando las muertes a los cigarrillos electrónicos, y luego silenciaron el asunto.

Luego, el médico taiwanés declaró que el brote del virus comenzó antes de lo supuesto y dijo: “Debemos mirar a septiembre de 2019”.

Expuso el caso en septiembre de 2019, donde algunos japoneses viajaron a Hawai y regresaron a sus hogares infectados, personas que nunca habían estado en China. Esto fue dos meses antes de las infecciones en China y justo después de que los CDC cerraron repentina y totalmente el laboratorio de armas biológicas de Fort Detrick alegando que las instalaciones eran insuficientes para evitar la pérdida de patógenos.

Dijo que investigó personalmente esos casos con mucho cuidado (al igual que los virólogos japoneses que llegaron a la misma conclusión). Esto podría indicar que el coronavirus ya se había propagado en los EE. UU. Pero donde los síntomas se atribuían oficialmente a otras enfermedades, y por lo tanto posiblemente enmascarado.

El destacado sitio web de noticias chino Huanqiu relató un caso en los EE. UU. En el que los médicos le dijeron a un familiar de una mujer que murió de gripe, pero donde el certificado de defunción enumeraba el coronavirus como la causa de la muerte. El 26 de febrero, la red de noticias KJCT8, afiliada a ABC News, informó que una mujer recientemente le dijo a los medios que su hermana murió de una infección por coronavirus. Almeta Stone, residente de Montrose, Colorado, dijo: “Ellos (el personal médico) nos mantuvieron informados de que se trataba de la gripe, y cuando obtuve el certificado de defunción, había un coronavirus en la causa de la muerte”.

No podemos determinar el número de casos de este tipo en los EE. UU., pero dado que los CDC aparentemente no tienen kits de prueba confiables y realizan pocas o ninguna prueba para detectar el virus, puede haber otros.

Para complementar les dejo las dos partes de uno de los mejores programas que hablan del tema hecho por el equipo de “Detrás de La Razón” de HispanTV.