Las imágenes satelitales muestran una caída dramática en la contaminación sobre China después de que el brote de coronavirus cerró sectores de la industria y los viajes del país.

La agencia espacial estadounidense Nasa dijo que el cambio estaba relacionado, al menos en parte, con la desaceleración económica causada por los esfuerzos para contener el virus.

Los mapas de la NASA muestran cómo los niveles de dióxido de nitrógeno, un gas tóxico de vehículos, plantas de energía y fábricas, se desplomaron después de la cuarentena masiva, en comparación con antes.

Los científicos descubrieron previamente que el coronavirus eliminó al menos una cuarta parte de las emisiones de gases de efecto invernadero dañinos de China en solo dos semanas a mediados de febrero. 

Cerrar plantas industriales y pedirle a la gente que se detenga en casa ha provocado fuertes caídas en la quema de combustibles fósiles, una causa clave de la crisis climática, en el mayor productor de gases de efecto invernadero del mundo.

En China, donde comenzó el brote, tiene casi 80,000 casos de coronavirus, con mucho el mayor número de cualquier país, con casi 2,900 muertes.

Arriba podemos ver una comparación entre los niveles de polución entre el 1 y el 20 de enero y los que se han podido medir entre el 10 y el 25 de febrero.

En resumen, estas medidas han provocado un notable descenso de la actividad económica y que habría generado que los niveles de dióxido de nitrógeno (NO2) se hayan reducido tanto como podemos ver en las imágenes de radar obtenidas por la NASA.

Si deseas revisar el informe de la NASA, lo puedes hacer desde acá