Navegando entre el hip-hop, el jazz y por sobretodo, con el lo-fi, Tajima Hal hace de su propuesta una experiencia íncreible, entregando un groove muy elocuente a quien se atreva a escuchar su música (y que le agraden estos ritmos en realidad) lo digo porque requiere de cierto conocimiento previo en el estilo para lograr saborear mejor sus ritmos, pero podría ocurrir, que si eres de mente relajada o si buscas algo innovador, estás en el lugar indicado.

 

Viajero cómo su creador

Sus mezclas delatan las experiencias sonoras que ha adquirido Tajima desde que partió de Kanagawa/Japón a buscar sabiduría en el mundo del beatmaking, en distintos paises de Europa: Bélgica, Alemania (acá se radicó un buen tiempo), Francia, Portugal, España, entre otros lugares, actualmente hace giras tanto por el viejo continente como en su natal país, potenciando la escena y a sus coterraneos.

A su haber tiene varios albums de estudio –comenzando a producir música en el año 2008 hasta la fecha– sus trabajos más destacados son: Tones (2015), Loophole In The Game (2017)Isolated Planet (2018).

Sus sets son ideales para acompañar alguna aventura en carretera, en bicicleta, disfrutando de un lounge con amigos o darse un rato para uno mismo en compañia de nuestros más íntimos pensamientos. Sembrando imaginación con sus beats, Tajima Hal nos invita a colorear nuestro día con vanguardia y alta elegancia, propio de los tiempos que estamos viviendo; urbano, moderno, sofisticado. Elementos tan necesarios para vivir en una sociedad que busca en la música algún tipo de autosanación. Me recuerda al gran Nujabes, de hecho.

Si quieres saber más de Tajima Hal, te dejo su link de bandcamp.