Ya todos nos hemos percatado “en carne propia” que estos días de verano han sido muy intensos en nuestro país, en cuanto al sofocante calor, con cifras núnca antes vistas en algunos lugares, si a esto le sumamos los incendios forestales que nos han afectado, sobre todo los que son generados de manera intencional, es muy resposable decir que nuestro planeta está en grave peligro, la tendencia global apunta a un panorama no muy alentador si no actuamos ahora ya ante tales problemas. Algunos ya se han adelantado en identificar potenciales zonas de conflicto que podrían estallar en los próximos años, debido a la escasez de agua.

Actualmente, existen ya varias zonas donde existe algún grado de conflico entre sus habitantes debido a este problema y esto lo sabemos gracias a una nueva herramienta predictiva presentada recientemente al Consejo de Seguridad de la ONU y desarrollada por investigadores de la Asociación de Agua, Paz y Seguridad, financiada por el gobierno holandés. Es la primera vez que se utilizan factores ambientales como la sequía para predecir dónde ocurrirá el próximo conflicto, no solo en Medio Oriente donde, de forma lamentable, se desarrollan de costumbre estos problemas, sino en cualquier parte del mundo.

Mapa Interactivo

 

Los investigadores del WPS desarrollaron un Mapa Interactivo, que una de sus principales carácteristicas, es que cualquier persona puede usarlo, su interfaz (que está en inglés) consta de información tanto estadística, registros históricos, como también datos de las imágenes satelitales. Los científicos pueden medir la cantidad de humedad que emiten los cultivos (con los datos satelitales), lo que les da una idea de cuán saludables están. Si los cultivos no están en buenas condiciones, el factor de riesgo para que surja un conflicto aumenta. Al combinar esos datos con métodos más tradicionales de predicción de conflictos, como la inestabilidad política, logran obtener una idea más completa de la probabilidad de que estalle una revuelta.

“El propósito es que: tal vez podamos predecir la próxima Siria”, dijo Charles Iceland , quien dirige las iniciativas concernientes al agua en el Instituto de Recursos Mundiales (WRI, por sus siglas en inglés), y que participará en el diseño de la herramienta de predicción de conflictos

Por ejemplo, la sequía que comenzó en 2006 en Siria —probablemente la peor sequía en casi mil años y la cual se volvió probable debido al cambio climático— mató al 85 por ciento del ganado del país y provocó que los granjeros se desplazaran a los centros urbanos cuando sus granjas fracasaron. Se estima que los 1,5 millones de personas que se vieron forzadas a mudarse a las ciudades ocasionaron disturbios sociales, los cuales a su vez, dicen los investigadores, exacerbaron la guerra civil que condujo a la actual crisis de refugiados sirios.

El 36% de la población mundial vive en regiones con escasez de agua. En promedio, las sequías afectan a más de 50 millones de personas anualmente y causan más de $ 5 mil millones en daños. Estos números aumentarán debido al crecimiento de la población, la rápida urbanización y las crecientes demandas económicas de agua. El cambio climático intensifica aún más estas presiones en muchas regiones.

Si deseas conocer esta herramienta, puedes hacerlo dando click acá.